¿Conoces el texto “Lorem ípsum”? Es un falso texto muy usado para cosas como el diseño previo en webs, para catálogos o maquetas de libros. Algo así como una solución inteligente para ir tirando y poder ver cómo queda la imagen antes de darle un contenido real. De lejos da el pego pero si te acercas no te dice nada.

¿Y a qué llamo yo ser un “lorem ípsum” cuando estás buscando trabajo o emprendiendo? Sería algo así como poner la fachada con forma de algo que parece interesante y profesional pero que a poco que uno se fije se da cuenta de que no hay más que apariencia. Un intento por parecer lo que no somos. Como si lo que somos no fuera suficientemente original.

Cuando imitamos a los demás para entrar dentro de lo “aceptable socialmente” o lo “esperable laboralmente” nos mimetizamos con el resto, nos parecemos a todos y a nadie, pasamos a ser unos “lorem ípsum” del montón.

Claro que cuesta escribir el texto con contenido real, con material que interese al que lo lea, con cosas nuevas o con nuevas formas de ver las cosas. Pero si lo que quieres es innovar, seducir, despertar interés y conseguir metas, vas a tener que trabajarlo, o mejor dicho, trabajarte.

No se trata de esforzarse por ser diferente. Se trata de esforzarse por no aparentar ser “igual”. Lo curioso del tema es que la innovación, la frescura y la distinción del resto nos viene de serie. Cada persona es única. Muchas veces nos tomamos el trabajo de parecer alguien que no somos cuando lo más sencillo sería dejar fluir lo especial de cada un@.

Claro que podemos mejorar capacidades y cambiar en muchos sentidos. Soy coach creo firmemente que podemos dar lo mejor de nosotr@s mism@s, y eso incluye modelar lo mejor de otras personas, pero ojo, modelar aquello que ya tenemos y que honra nuestros valores, aquello que sabemos y sentimos que podemos hacer mejor pero para lo que nos puede faltar entrenamiento.

Si estás buscando trabajo, ansías un ascenso, estás emprendiendo o simplemente quieres empezar a sentir que eres especial, deja de ser un “lorem ípsum” y pon el foco en lo que te apasiona, lo que te mueve.

En palabras del mago de la PNL, Robert Dilts,

Todo individuo tiene un súper-poder que le hace capaz de realizar más de lo normal en un campo en particular (…) Sin embargo, con frecuencia no somos conscientes de nuestro propio súper-poder”.

Y de regalo una pregunta para que dejes de ser “lorem ipsum”:

¿Qué tipo de persona tienes que ser para crear la vida que quieres?